Atrás

El TJUE resuelve que son reclamables los retrasos y cancelaciones de vuelos por huelgas de personal de la compañía aérea.

El 17 de abril de 2018 el TJUE ha dictaminado que la huelga del personal no constituye una circunstancia extraordinaria que permita a la compañía liberarse de la obligación de indemnización.    

Así lo ha concluido al estudiar el caso de una "huelga salvaje" en TUIfly, la segunda mayor aerolínea alemana, tras Lufthansa, cuyo personal de baja se elevó al 89% después de anunciarse recortes de empleos, obligando a TUIfly a dejar en tierra a un buen número de pasajeros.  

Afirma el alto tribunal que el mero hecho de que se tratase de una huelga salvaje no es determinante, porque "carece de importancia a la hora de perfilar el concepto de 'circunstancias extraordinarias'" que recuerda son necesarios dos requisitos acumulativos: no debe ser, por su naturaleza o su origen, inherente al ejercicio normal de la actividad de la compañía aérea, y escapar al control efectivo de ésta. En este caso, no sólo fue provocada por una decisión de dicha compañía, sino que, además, finalizó una vez que TUIfly llegó a un acuerdo con los representantes de los trabajadores.  

Confirma una interpretación restrictiva de la fuerza mayor - en beneficio del pasajero- para que sólo en aquellos casos en los que se dé la nota de ajenidad, inevitabilidad e imprevisibilidad sean supuestos de fuerza mayor, y estén exentos de indemnización.

 El TJUE que ha venido a fijar un criterio unívoco en relación a este supuesto, porque si bien en España los jueces han resuelto a favor de los pasajeros al considerar que las huelgas de pilotos no son fuerza mayor, no sucedía lo mismo en Alemania donde los jueces sí consideraban que las huelgas de personal de la aerolínea eran fuerza mayor.  

Lo fundamental es determinar que la huelga está convocada legalmente, de forma que nunca será imprevisible y por lo tanto, la compañía aérea deberá pagar la indemnización correspondiente.  

A excepción de las huelgas de controladores que serán siempre consideradas circunstancias extraordinarias ya que sí se dan los requisitos de inevitabilidad y ajenidad, ya que imposibilitan el normal tránsito de las aeronaves por los espacios afectados, no estando las aerolíneas obligadas a pagar la compensación, pero sí a dar asistencia a los pasajeros hasta la salida del vuelo ( comida y bebida) así como ofrecer transporte alternativo a destino o bien el reembolso del billete, siempre a elección del pasajero.


 

Localización y contacto

 

Calle de Iparraguirre 26,1º izda. 48011 Bilbao

Horario de Oficina

 
  • Lunes - Jueves: de 8:30 a 19:30
  • Viernes:              de 8:30 a 14:30

Descarga documentos